La mujer en la política: una asignatura pendiente

Por: Laura Milà

5446280749_fe93372522_b.jpg
Photo credit: U.S. Department of State on Visualhunt

Durante su campaña presidencial en 2016, Hillary Clinton recibió numerosas críticas por su tono de voz y forma de vestir desde un amplio sector de medios de comunicación, usuarios de redes sociales y políticos rivales. Muchos criticaron que debería sonreír más en sus discursos y no gritar tanto, que su voz era estridente e histérica. Sin embargo, ni Donald Trump ni Bernie Sanders recibieron comentarios tan personales como los que recibió Clinton. Los medios de comunicación siguen tratando de forma distinta a hombres y mujeres que se dedican a la política. Ellas están más expuestas a recibir comentarios sobre su aspecto físico que los hombres, favoreciendo un clima de presión que en ultima instancia disuade a muchas mujeres de la dedicación política. Siendo los medios de comunicación y redes sociales los canales informativos principales de nuestra sociedad y, consecuentemente, los principales creadores de opinión pública, un trato diferente entre hombres y mujeres en los medios y redes influye en cómo la sociedad ve a unos y otros.

Hay pocos ejemplos de mujeres con altos cargos políticos, ya sea Primera Ministra, vicepresidenta o parlamentaria, que no haya sido víctima de comentarios sexistas o poco relacionados con el ámbito político. En las últimas décadas hemos visto como el número cargos políticos ocupados por mujeres ha ido aumentando, y sin embargo, esto también ha sacado a la luz el sexismo que aún existe en sectores concretos del ámbito político y la sociedad. Estos comentarios tienen como objetivo rebajar la credibilidad de las mujeres y en ocasiones tienden a menospreciar su inteligencia, dando por sentado que una mente masculina es más apta que una femenina. Es fácil relativizar sobre este tema, sin embargo, es cierto que estos comentarios afectan a la autoestima y al grado de confianza de estas personas, desmoralizando a posibles candidatas y así manteniendo la brecha entre representación política masculina y femenina. Actualmente solamente Rwanda y Bolivia tienen un mayor porcentaje de mujeres en el parlamento que de hombres, con un 61% y 53% respectivamente[1]. Es alarmante que de 194 países solo dos tengan más representantes femeninas que masculinos. Estas cifras no se deben exclusivamente al trato que reciben las mujeres políticas por parte de medios y demás, pero supone otro obstáculo más que tienen que afrontar en su carrera política y que los hombres no, lo que se traduce en una desigualdad en cuanto a prospectivas de éxito.

149967555302_20170711.JPG
photo: Yonhap News

Según un estudio realizado en Estados Unidos sobre la baja representación femenina en la política norteamericana, las candidatas a un cargo político perciben el ambiente electoral hostil hacia ellas. Esta situación es debida a que son conscientes que es más difícil acceder al poder siendo mujer que siendo hombre ya que observan como tienen mas dificultades y menos apoyo dentro de la esfera pública. Consecuentemente, esto las desanima a querer desempeñar este trabajo, ya que saben que no van a ser juzgadas de la misma forma.

Entrar en política es un acto de valentía tanto para hombres como para mujeres ya que se pasa a formar parte de la escena pública y eso conlleva un alto grado de exposición mediática, a la falta de privacidad y a estar en constante supervisión y vigilancia por parte de los medios y la sociedad. Sin embargo, cuando se trata de una mujer, esta presión es mucho más acentuada. Theresa May, Julia Gillard y Yuriko Koike son algunas de las mujeres que han experimentado estas conductas sexistas. Julia Gillard, ex Primera Ministra de Australia, fue el objetivo de una campaña sexista promovida por el líder de la oposición, Tony Abbott, a la que se unieron parte de los medios y de la ciudadanía. Algunas de las demostraciones incluían pancartas con insultos y comentarios humillantes dirigidos especialmente a su condición de mujer. Nicola Sturgeon y Theresa May fueron las protagonistas de una portada del polémico Daily Mail, en el que el titular hacía referencia a un concurso de piernas entre ambas mujeres. También Yuriko Koike, primera mujer gobernadora de Tokio, recibió críticas sexistas durante su victoria electoral.

35027929713_fee6151bb8_b.jpg
Photo credit: The Prime Minister’s Officeon Visual hunt / CC BY-NC-ND

Políticos y periodistas hicieron comentarios dirigidos a su maquillaje, su condición física y su edad. Finalmente, cuando en 2007 Hillary Clinton anunció su candidatura presidencial Demócrata y Sarah Palin la suya a la vicepresidencia Republicana, los comentarios e insultos que recibieron tanto por parte de otros candidatos, como de periodistas o como de grupos conservadores de la sociedad, pusieron de relieve cuan sexista sigue siendo el ambiente político norteamericano. Esto es una muestra de que el sexismo en la política no es un caso aislado y que hacer carrera siendo mujer en un mundo dominado por hombres, como lo es el de la política, requiere mucho esfuerzo y confianza.

Aunque en los últimos años hayamos visto como ha crecido el numero de mujeres en la política internacional, los prejuicios hacia ellas siguen presentes en campañas políticas, entrevistas y en la cobertura que hacen los medios de comunicación. Parece que en muchos países se sigue sin tener interiorizado que una mujer tiene el mismo derecho y las mismas aptitudes para acceder al poder que un hombre. Por suerte, esto está cambiando y cada vez son más los que son conscientes de estas conductas sexistas e inapropiadas y las critican ya sea a través de los medios de comunicación o las redes sociales dando visibilidad a este fenómeno que parece pasar desapercibido pero que puesto en perspectiva dice mucho de la sociedad en la que vivimos.

 

Referencias

Jennifer L. Lanlezz & Richard L. Fox (2012) Men Rule: The Continued Under-Representation of Women in U.S. Politics, Women & Politics Institute, American University

Council on Hemispheric Affairs, Sexism in Politics 2016: What can we learn so far from media portrayals of Hillary Clinton and Latin American female leaders?  16 Junio 2016 (http://www.coha.org/sexism-in-politics-2016-what-can-we-learn-so-far-from-media-portrayals-of-hillary-clinton-and-latin-american-female-leaders/#_ftn5)

The Guardian Top 10 sexist moments in politics: Julia Gillard, Hillary Clinton and more 14 Junio 2013 (https://www.theguardian.com/politics/2013/jun/14/top-10-sexist-moments-politics)

[1] Inter-Parliamentary Union, Women in National Parliaments (1 Enero 2018)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s